Categorías
curiosidades

Esta es la primera plaza de toros que existió en España

Por todos es sabido que en España existe la tradición de la tauromaquia desde hace cientos de años, pero hoy queremos repasar la que se considera la primera plaza de toros de nuestro país. Se encuentra en la provincia de Salamanca, en el municipio de Béjar, y los primeros escritos hablan de una estructura primitiva en el año 1667.

La plaza de toros está rodeada por el paraje del Castañar, que nos lleva a través de sus caminos al Santuario de Nuestra Señora del Castañar. Su primera construcción (como decimos, en 1667) llega tras la concesión de un permiso especial por parte del alcalde Juan de Carpio y Guijón.

Esta autorización aprueba la instalación de una plaza fabricada con maderas enrejadas, con el fin de celebrar las corridas de toros del pueblo de una manera más segura que anteriormente. En nuestra página web encontrarás algunos modelos de plazas de toros de juguete que siguen un patrón similar.

Varios años más tarde, en 1706, es el propio Duque Juan Manuel II quien manda sustituir la plaza de madera por una construida en piedra, aunque de forma cuadrada. Durante el verano de 1707, y con motivo del nacimiento del Príncipe de Asturias, se celebró una corrida de toros presidida por el Rey Felipe V.

De forma oficial no se inaugura hasta el año 1711, cuando pierde su forma cuadrada por otra octogonal para dar un mayor espacio a los asistentes. Durante los siguientes años se estrenaron los dos primeros tendidos de la plaza, llamados de «La Virgen» y de «La Pedriza».

Han pasado muchos nombres por esta plaza de toros del Castañar, pero debemos destacar el cartel del año 1851. Ese día saltaron al ruedo Curro Cúchares, Lucal Blanco, Julián Casas «El Salmanquino», aunque las crónicas de la época nos ofrecen muy poca información sobre el evento.

Después de muchos problemas, fue restaurada en 1962, celebrándose un festejo de reapertura el día 1 de mayo de 1962 y continuando las fiestas hasta 1969. Tras 27 años de inactividad, el 9 de agosto de 1996 fue reinaugurada con una corrida en cuyo cartel aparecían Emilio Muñoz, José Miguel Arroyo «Joselito» y José Ignacio Sánchez. La ganadería de Manuel San Román Valdés puso las bestias en el ruedo.

Actualmente una de sus dependencias alberga el Museo Taurino, y es conocida por los amantes del toreo como “La ancianita”, debido a su longevidad. Más de 350 años han dado para ver muchas fiestas, y todavía sigue en pie.

Las plazas de toros más importantes de España

Además del encanto de esta pequeña plaza, en nuestro blog ya hemos repasado anteriormente algunas de las plazas de toros más importantes de España. Desde la Plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, hasta La Maestranza de Sevilla o la Plaza de Toros de Valencia, hay ruedos por todo nuestro país de muchos estilos y formas.

Algunas, como la de Ronda, tienen un pasado increíble y un presente llego de magia. Otras como la plaza de toros de La Malagueta tienen más de 50 metros de diámetro y una capacidad para 14.000 personas.

Dar un paseo por los alrededores de cualquiera de ellas o visitar los museos de sus interiores nos dan una visión de lo importante que sigue siendo el toreo en nuestro país. Una tradición que se mantiene viva a lo largo de los siglos.

Nada mejor que recordar los orígenes para saber de dónde venimos y todo lo que nos queda por recorrer. Es importante conocer nuestra historia y volver a ella de vez en cuando para entender la magnitud de la tauromaquia en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *